Yo solo quiero que me quieras como te quiero yo.

domingo, 6 de febrero de 2011

*


Lo poco que se de la vida está en las líneas que no escribí. Lo poco que sé de la vida se cuenta tomando un café, se entiende tomando una copa, y se olvida tomando dos. Entre lo poco que sé de la vida, te diré que nada vale la pena sin alguien que te haga ser incoherente. Ni flores, ni velas, ni luz de luna. Ése es el verdadero romanticismo. Alguien que llegue, te empuje a hacer cosas de las que jamás te creíste capaz y que arrase de un plumazo con tus principios, tus valores, tus "yo nunca" o tus "yo qué va". 

domingo, 30 de enero de 2011

Y si...

Sólo voy a hacerte una pregunta de la que quizás ya tengo la respuesta , pero de alguna forma absurda , siempre necesitamos que los demás nos digan lo que queremos escuchar para sentirnos bien con nosotros mismos.
¿Realmente se puede echar de menos algo que nunca has tenido?
Jamás pensé que pudiera echar de menos unos labios que no he besado , o unas caricias que no he sentido , pasar un San Valentin al lado de alguien que nunca ha sido mi Romeo , o un paseo de la mano por la playa que nunca di.
No se a qué saben sus besos y sin embargo sé que es mi sabor preferido , tampoco sé cómo sería despertarme a su lado y sin embargo sé que sus ojos son lo primero que quiero ver cada mañana , jamás he notado su voz susurrándome al oído y tengo la certeza de que se me erizaría la piel con cada una de sus palabras.
¿Son sanas las mariposas que siento en el estómago cada vez que le veo? Ni siquiera sé si soy invisible para él , ni siquiera sé si alguna vez ha pensado en mí o si alguna de sus sonrisas ha sido expresamente mía , solo sé que le necesito.
Porque las palabras 'y' y 'si' no significan nada por si solas , pero cuando las unes puede ser una bomba letal para una persona que ama .. Y si ... Y si ...
Necesito tener algún recuerdo al que aferrarme , necesito saber cómo habría sido , cómo me habría besado , cómo habría acabado ( si esque tenía que acabar .. ) Pero no quiero pasar el resto de mi vida resignándome a un 'Y si ...'.

sábado, 29 de enero de 2011

Recuerdos.

Mi felicidad empezó en un determinado momento: te mudaste a mi ciudad.
Bueno, ciertamente empezó un poco más tarde, pero digamos que me gusta decir que yo supe el momento preciso en el que aterrizaste de ese avión.
Siempre recordaré el primer día que me hablaste, yo parecía salida de una película de terror, no sabes la vergüenza que pasé, madre mía. Recuerdo exactamente tus palabras: Perdona, ¿sabes dónde está el aula de química?
En ese momento yo me nuble, me cerré, me cagué (para ser mas claros): ¿El aula de química?¿Química?¿Mierda, dónde narices está química?, decía para mi misma.
Al final contesté(aunque tu cara de esta tía es tonta dejaba mucho que desear): Emm, sí, al final del pasillo a la derecha.
Después de todo sonreíste y me dijiste que te había salvado la vida, acto seguido, te fuiste.
Joder, ostia, coño, puta! ¿Pero quién me manda a mí ponerme esta camiseta tan espantosa?
Pero bueno, te salvé la vida eso me hizo sonreír el resto del día, he salvado a un tío que me ha encantado solo verlo, que iba vestido con una sudadera blanca con tonos naranjas y azules, unos pantalones algo caídos y unas deportivas Nike, pero lo bueno es que ni siquiera sabia tu nombre.

Pasó una semana hasta que te volví a ver. Me miraste, y me di cuenta de que eras un chico con buena memoria, te acordabas de mí. Te acercaste y me dijiste exactamente estas palabras: Perdón, pero el otro día no me pude presentar, soy Pablo.
Yo te sonreí y te dije que mi nombre era Mireia y que estaba encantada de conocerte.
No sé como pero empezamos a hablar un montón: me contaste que venias de Madrid, que tenías un hermano que se llamaba Juan y un perro que se llamaba Billy, que tus padres estaban divorciados y que te encantaba jugar al balonmano. Yo también te conté algunas cosas de mí, pero que ahora no tienen importancia.
Todo iba genial, no íbamos juntos a todas las clases ya que tu eras de ciencias y yo de letras, pero eso daba igual.

Día 18 de mayo, lo recuerdo perfectamente, habían pasado menos de dos meses desde que hablamos por primera vez, me enviaste un sms que aún tengo guardado, por cierto, que decía: Mireia! Esta noche viene mi familia a cenar a casa, yo paso de ese rollo, ¿te parece que te venga a buscar y vamos a cenar?
Escribí un sms a toda prisa diciéndote que claro que si, que estaría encantada.
Justo a las ocho y media sonó el timbre, como habíamos acordado, estabas realmente guapo, más que de costumbre. Me llevaste a una pizzería que habían puesto nueva, un sitio muy moderno con una comida verdaderamente buena. Esa noche hablamos mucho, muchísimo, hablamos de ti, de mí, de clases, profesores y de amor, hablamos del amor. De lo mal que nos había ido a los dos durante esos dieciséis años de vida.
Salimos de la pizzería y fuimos a dar una vuelta por el centro de la ciudad, finalmente decidimos sentarnos en los bancos de un parque, y dijiste lo que llevaba esperando esos casi dos meses; Te quiero. Así sin más, te quiero. Yo te sonreí y sin saber que contestar, dije un simple “yo también”.
Yo esperaba el beso,¿ como no iba a esperar un beso después de un te quiero?, todo el mundo espera un beso después de que le digan eso. Pero no, me hiciste esperar unos cinco minutos para eso, empezaste a decir que yo había sido un gran apoyo para ti, que cuando me viste por primera vez pensaste que era una chica preciosa, etc.
Yo te confesé todo lo mío, que joder, ¡no había para confesar ni nada!: Que si me sentí estúpida con esa ropa, que si estuve pensando en ti toda una semana, lo de sentirme una heroína…
Tu te reíste y yo me sonrojé, acto seguido me cogiste de la cabeza y me diste el beso más dulce que nunca me habían dado, nuestro beso.

viernes, 28 de enero de 2011

HAPPY!

Sueña lo imposible como nunca lo hayas hecho. Vive hasta el último segundo de tu vida alocadamente. Canta causando la mayor tormenta de la historia. Baila y pégate la ostia de tu vida tropezando con tus propios pies. Ama como si no hubiese un mañana. Besa apasionadamente al chico de tu vida. Miente, pero siempre por una buena causa. Roba, pero roba corazones. Recuerda a ese cabrón que tanto te hizo sufrir y seguidamente piensa en lo idiota que fuiste. Duerme, pero con alguien al lado, jamás duermas sola. Maquillate hasta verte perfecta. Abusa de las rebajas y del espacio que tiene tu armario. Escucha la canción más bonita de tu mp3. Insulta, siempre y cuando lo hagas con estilo. Grita hasta quedarte afónica. Caete, pero levantate lo más rápido posible. 
Cuando hayas hecho todo eso, haz lo más importante de todo;sé feliz, lo más feliz que puedas ser. 

jueves, 27 de enero de 2011

Breakfast at tiffany's.

¿Sabes lo que te pasa? no tienes valor, tienes miedo, miedo de enfrentarte contigo misma y decir está bien, la vida es una realidad, las personas se pertenecen las unas a las otras porque es la única forma de conseguir la verdadera felicidad. Tu te consideras un espíritu libre, un ser salvaje y te asusta la idea de que alguien pueda meterte en una jaula. Bueno nena, ya estás en una jaula, tu misma la has construido y en ella seguirás vayas a donde vayas, porque no importa donde huyas, siempre acabarás tropezando contigo misma.
 

És hora de ser feliz, de hacer locuras de no pensar ni en el ayer, ni en el mañana, a veces hasta ni en el presente.
Me gusta todo lo prohibido,lo inmoral, lo ilegal, lo que más calorías pueda tener y tú. Me gustas tú como nadie me ha gustado hasta ahora. Soy una chica fácil y lo reconozco, basta con que me hables para que entre en estado shock,motivación,felicidad...como tu prefieras llamarlo,yo me limito a decir que soy tuya, completamente tuya.
Sabes de sobra que tienes todo mi amor, todo, absolutamente todo, pero eso no te importa porque tu ya tienes los amores de muchas guardados bajo llave para que no se puedan escapar jamás, o almenos durante un buen tiempo.
A pesar de todo eso, yo tengo la esperanza de volver a ser libre, como he sido toda mi vida, LIBRE.

*

miércoles, 26 de enero de 2011

Love actually.

Siempre que me siento pesimista por cómo está el mundo, pienso en la puerta de llegadas del aeropuerto de Heathrow. La opinión general da a entender que vivimos en un mundo de odio y egoísmo, pero yo no lo entiendo así. A mí me parece que el amor está en todas partes. A menudo no es especialmente decoroso ni tiene interés periodístico pero siempre está ahí. Padres e hijos, madres e hijas, maridos y esposas, novios, novias, viejos amigos... Cuando los aviones se estrellaron contra las torres gemelas, que yo sepa, ninguna de las llamadas telefónicas de los que estaban a bordo fue de odio y venganza. Todas fueron mensajes de amor. Si lo buscarais, tengo la extraña sensación de que descubriríais que el amor en realidad, está en todas partes.

martes, 25 de enero de 2011

Impossible.

Entiendo que no entiendas que no te entiendo. Pero entiende que te quiero aunque no quieras que te quiera.

La moda se pasa de moda, el estilo jamás.